COLOQUIO REGIONAL

BALANCE DE LA DECLARACIÓN DE CARTAGENA Y APORTES PARA LA CRES 2018

Declarado Actividad Preparatoria de la CRES 2018 por el Comité Ejecutivo de la Conferencia

9 y 10 de noviembre 2017, Buenos Aires 

Universidad Nacional de las Artes (UNA)

Museo de la Cárcova, Av. España 1701 (Costanera Sur)

RESÚMENES DE PONENCIAS

Eje 4: El rol de la Educación Superior

de cara a los desafíos sociales

 

El derecho a la educación superior como oportunidad transformadora en nuestra Región Latinoamericana

 

Lic. Luciana Corigliano (Facultad de Ciencias de la Comunicación / Secretaría de Asuntos Estudiantiles de Facultad de Artes / Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de Córdoba)

lucianacorigliano@gmail.com

Lic. Eliana López (Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de Córdoba)

eliana.lopez@unc.edu.ar

Esp. Eugenia Rotondi (Facultad de Ciencias de la Comunicación / Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de Córdoba)

eugerotondi@gmail.com

 

La Declaración de Cartagena de Indias en el año 2008, configuró una nueva agenda para las instituciones educativas y del Estado sobre los desafíos para garantizar el derecho a la educación superior en nuestra región. En ese sentido, la Universidad Pública Argentina fue generando nuevas decisiones y tensionando sus posibilidades democratizadoras.

Recuperando la perspectiva de Chiroleu sobre la democratización interna-externa (la democratización en la Universidad se debería analizar desde dos enfoques: “la democratización interna, que da cuenta de la participación de los estamentos de gobierno universitario (docentes, graduados, estudiantes, empleados) y la democratización externa, que designa la representación que las diversas clases sociales tienen en la población universitaria”), buscamos realizar aportes vinculados a las implicancias de la democratización externa y los procesos –definiciones políticas en materia de inclusión socio educativa.

En este sentido, la obligatoriedad del secundario, diversas modificaciones normativas y presupuestarias, el impulso de programas como la AUH, PROGRESAR y el fortalecimiento del sistema de becas, han sido, entre otros, parte de las Políticas Públicas que permitieron extender los horizontes educativos determinados para los Jóvenes de sectores populares (en el mismo trabajo haremos mención a estos términos, y lo que consideramos implican como características en términos de sujetos, las implicancias de las Políticas Públicas en reproducir sus condiciones o modificar sus trayectorias educativas y sociales) y generar nuevas oportunidades educativas y laborales. En este marco, nos interesa realizar una breve reconstrucción de algunas políticas implementadas en el ámbito universitario tendientes a favorecer la garantía de mejores condiciones para la inclusión educativa-social y de amplificación de sus bases democratizadoras en la Universidad. Luego, pondremos en discusión prácticas y sentidos que avanzan sobre mecanismos meritocráticos de exclusión, lo que consideramos una expresión de los avances neoconservadores de políticas que horadan y tensionan el derecho a la educación pública, lo que advierte un retroceso en la democratización del acceso a los estudios superiores, principalmente para los sectores históricamente excluidos.

A partir de allí, produciremos algunas claves y reflexiones que nos permitan dilucidar en el contexto actual los embates y combates para posicionar a la Educación Superior como derecho humano y bien social, retomando nuestras mejores prácticas inclusivas y transformadoras. En ese camino, favorecer el achicamiento de las brechas de desigualdad social que atraviesan principalmente los jóvenes en la región y permitan a la educación seguir siendo la posibilidad de ascenso social y transformación en nuestras sociedades de las injusticias sociales, culturales, económicas.

 

 

Colectivo Docente y Universidades del Bicentenario: Una mirada sindical

 

Asociación Docente Universidad Nacional de Avellaneda (ADUNA)

Asociación de Docentes, Extensionistas e Investigadores de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (ADEIUNAJ)

Sindicato Único de Docentes de la Universidad de Hurlingham (SUDHUR)

gabymarino@hotmail.com

 

Las políticas públicas en educación generadas en los tres periodos de gobierno que van del 2003 al 2015 impulsaron un fuerte crecimiento y desarrollo de la educación superior universitaria. Estas políticas se basaron fundamentalmente en el derecho personal y colectivo a la educación superior. De este modo, el Estado Argentino destinó una multiplicidad de dispositivos para el fortalecimiento de las capacidades institucionales del sistema universitario estatal que se expresaron en un fuerte aumento de la inversión presupuestaria por un lado, y por el otro en la promoción del conocimiento científico tecnológico vinculado al desarrollo nacional. En este marco se crearon las denominadas Universidades del Bicentenario, entre las que se encuentran la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) y la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR).

De la mano de estas nuevas universidades nacionales, en los últimos años se han conformado y consolidado organizaciones sindicales que representan los intereses de los trabajadores y las trabajadoras docentes, cuyo rol no es sólo representar al colectivo docente sino también participar activamente de la vida política al interior de las universidades, como así también asumir tareas de formación, capacitación e investigación con el objeto de promover la inclusión, la equidad y la calidad del sistema universitario. No es menor, en este caso, la aprobación del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) como un instrumento de mejoramiento de las condiciones de la labor docente universitaria y preuniversitaria.

Uno de los principales problemas por el que atraviesan estas universidades se encuentra en los modos de contratación, conformación y consolidación de la planta docente y la regulación del ejercicio cotidiano del trabajo, que se constituyen, de manera más o menos frecuente, como situaciones inadecuadas respecto de los objetivos principales de las universidades nacionales, entre los cuales podemos mencionar los objetivos de docencia, investigación, extensión, innovación y transferencia.

Es por esto que los Sindicatos de estas Universidades, la Asociación de Docentes, Extensionistas e Investigadores de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (ADEIUNAJ), la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional de Avellaneda (ADUNA) y el Sindicato Único de Docentes de la Universidad Nacional de Hurlingham (SUDHUR), integrantes de la Federación de Docentes Universitarios – CONADU, se han conformado como un equipo intersindical de investigación y se proponen como objetivo dar cuenta de las características y conformación de la actual planta docente de las Universidades Nacionales del Bicentenario, que sirva de insumo para el desarrollo de políticas y reglamentaciones para el acceso, permanencia y promoción del plantel universitario y preuniversitario, en acuerdo con el marco que regula la vida laboral de los y las docentes (CCT). En esta oportunidad, se presentarán los resultados preliminares de dicha investigación.

 

 

 

La educación superior como derecho humano y como bien público social. Retos y desafíos

 

Mauro Benente (Universidad de Buenos Aires / Universidad Nacional de José C. Paz)

maurobenente@yahoo.com

 

La gramática de la Reforma Universitaria de 1918 se vinculó con los ideales de progreso, libertad y autogobierno de la Universidad, lenguajes que imprimieron nuevas racionalidades y prácticas institucionales al interior de la Universidad, y en menor medida a su exterior. Por su parte, el escenario actual nomina a la educación superior como un bien público social y como un derecho humano. Con una formulación algo tímida, la Declaración mundial sobre la educación superior en el siglo XXI: visión y acción aprobada el 9 de octubre de 1998 en el marco de la Conferencia Mundial de la Educación Superior, introdujo la gramática de los derechos en el ámbito de la educación superior. Por su parte, en la Primera Cumbre Iberoamericana de Rectores de Universidades Públicas, celebrada en Santiago de Chile en agosto de 1999, las autoridades universitarias consideraron que el conocimiento no podía ser mercantilizado. Finalmente, la Conferencia Regional de Educación Superior celebrada en junio de 2008 en Cartagena de Indias, combinó el lenguaje de los derechos con la matriz antimercantil del conocimiento, y estableció en su declaración final que “la Educación Superior es un derecho humano y un bien público social.”

Concebir a la educación superior como un derecho humano y un bien público social plantea varios desafíos y despliega una serie de interrogantes: ¿Cuáles son los alcances y posibles regulaciones de ese derecho? ¿Frente a qué tipo de obligaciones se encuentran los Estados? Por su parte, esta declaración suscita una serie no menor de desafíos conceptuales porque para las tradiciones liberales, desde las cuales se suelen conceptualizar los derechos humanos, la relación entre derechos individuales y bienes públicos no es armónica, sino tensa, competitiva y hasta de suma cero: los derechos se suelen presentar, justamente, como límites, como esferas de reserva respecto de aquello que se consideran bienes públicos y sociales.

Asimismo, que la educación superior sea tenida como un bien público y como un derecho plantea un elenco de redefiniciones sobre la institución en la cual de formaliza esta educación: la Universidad. Estos retos se sitúan o deberían situarse en distintos planos de una institución que no fue diseñada con estas perspectivas, y aquí me detendré en pocos aspectos: ¿Qué implicancias sobre la Universidad debería tener la concepción de la educación superior como bien público social? ¿Cómo debería redefinir su relación con el espacio público? ¿Cómo repercute en la Universidad la gramática de los derechos humanos? ¿Qué conceptualización de derechos humanos estamos dispuestos a construir desde la Universidad? Lo que me interesa plantear es que la consagración de la educación superior como un bien público y como un derecho humano opera como un umbral, o como una bisagra, que si bien representa un punto de llegada de muchas discusiones, disputas y luchas, también funciona como punto de partida de otras tantas.

 

 

 

Educação superior como direito coletivo e o dever de ensinar

 

Liliam Faria Porto Borges (Universidade Estadual do Oeste do Paraná, Brasil)

liliamfpb@gmail.com

Vanice Schossler Sbardelotto (Universidade Estadual do Oeste do Paraná, Brasil)

vanice.sbar@gmail.com

 

O trabalho pretende discutir a ampliação do acesso à Educação Superior no Brasil e as estratégias de garantir maior presença de setores populares, historicamente excluídos desde nível de ensino. As estratégias de definição e implementação de cotas e programas de permanência efetivamente colocaram nos espaços universitários, na última década, uma parcela de estudantes negros, indígenas, camponeses, pessoas com deficiência e oriundos da classe trabalhadora como ainda não havia ocorrido na história do país. A questão a ser problematizada se refere a um percentual baixo de conclusão, o que indica uma exclusão por dentro do sistema e – ainda que existam múltiplas determinações – é fundamental se debruçar sobre a fragilidade do ensino na Educação Superior. Entende-se essa afirmação como a secundarização dos procedimentos de ensino e aprendizagem mesmo que se garanta o conjunto dos conteúdos científicos, no processo educativo. Ainda que os docentes prezem pelos conteúdos nem sempre priorizam a formulação de caminhos de socialização adequados aos estudantes. Muitas vezes há uma postura preconceituosa e elitista de professores da Educação Superior, porém, muitas vezes essas atitudes se referem a ausência de formação para docência deste profissional, que geralmente é pesquisador competente e conceituado e sem compreensão, no entanto, de como se dá a aprendizagem. A efetiva inclusão exige que se observe os caminhos de expulsão de jovens que, apesar de terem acessado a Educação Superior, a abandonam como um fracasso pessoal. Não se efetivando assim o direito à sua graduação.

 

 

El Rol de la Educación Superior de Cara a los desafíos sociales de América Latina y el Caribe

 

Mayku Adrian Cáceres Olazo Flores (Universidad Nacional Federico Villarreal, Perú)

plangadro_9@hotmail.com

 

El presente trabajo nos habla del rol de la educación superior de cara a los desafíos sociales de américa latina y el Caribe, destacándose los aspectos y puntos principales que planteamos son: los nuevos desafíos que enfrenta la Educación Superior en América Latina, además de los problemas no resueltos de la modernidad, nos lleva a atender otros planteamientos, por la dinámica de los acontecimientos propios de la globalización.

Se plantea, que para aprehender el sentido del propósito de la Educación Superior con los desafíos del tiempo presente, es indispensable que tengamos presente de qué estamos hablando cuando utilizamos la palabra globalización, y los rasgos dominantes del contexto en el cual ocurren los movimientos del fenómeno al cual se refiere dicho concepto.

Se observa que es importante entender, cómo en la región se ha producido el debilitamiento de la Educación Superior pública; las relaciones entre la Educación Superior, el mundo laboral y la sociedad; la relativización y enriquecimiento de la cultura de los sujetos y las nuevas exigencias al currículo, así como las formas de enseñar y de aprender

Se destaca la necesidad de. hacer cambios profundos en las formas de acceder, construir, producir, transmitir, distribuir y utilizar el conocimiento; reivindicar el carácter humanista de la Educación Superior, que debe estar orientada a la formación integral de personas, ciudadanos y profesionales; promover el respeto y la defensa de los derechos humanos, que permita combatir toda forma de discriminación, opresión y dominación; luchar por la igualdad, la justicia social, la equidad de género; reafirmar y fortalecer el carácter pluricultural, multiétnico y multilingüe de nuestros países y de nuestra región; que la calidad debe estar vinculada a la pertinencia y la responsabilidad con el desarrollo sostenible de la sociedad; así como promover mecanismos que permitan, sin perder la autonomía, la participación de los distintos actores sociales en la definición de prioridades y políticas educativas.

Se estima que la Educación Superior tiene un rol importante en la superación de las brechas científicas y tecnológicas con los países más desarrollados; las políticas nacionales, regionales e institucionales deben estar encaminadas a lograr una transformación de los modelos de relación entre los grupos de investigación académica y los usuarios del conocimiento; la globalización y la emergencia de las sociedades del conocimiento han merecido amplias reflexiones de parte de los especialistas de diversas disciplinas, que nos induce a analizar su impacto en la educación superior actual y del futuro; darle la importancia que se merece, en razón de la dinámica de los acontecimientos propios de la globalización, en conjunción con el influjo de otros fenómenos interrelacionados con la misma, que permitan valorar la educación como algo relevante.

Se estima lograr una Universidad globalmente competitiva, donde docencia, investigación, extensión, vinculación y servicios, se integren en un solo gran quehacer educativo, enriqueciéndose mutuamente, y se apliquen a la búsqueda de soluciones para los problemas locales, regionales, nacionales y mundiales.

 

 

 

Entre la inclusión y el derecho a la educación superior: una coyuntura plagada de tensiones y desafíos

 

Romina Luján Craparo (Universidad Nacional de Rosario)

rlcraparo@gmail.com

 

Resulta indispensable abordar la discusión sobre la educación superior como derecho y sobre la inclusión social en el currículum universitario. La pregunta es cómo estos mandatos educativos: inclusión y derecho, se constituyen en la universidad, principalmente, en otros formatos curriculares, otras institucionalidades y otras construcciones metodológicas de la enseñanza universitaria. Lo primero que podemos decir es que van marcando y operando de diversas formas, como un proceso plagado de tensiones y de desafíos.

El proyecto educativo está en constante movimiento, más aún en el ámbito universitario donde esa propuesta político-académica no se plasma solamente en los planes de estudio de las carreras de grado sino que la conforman todos aquellos espacios que intervienen en la formación profesional: cátedras libres, centros de estudios, proyectos de investigación, vinculación y extensión, seminarios extracurriculares, programas de articulación social, núcleos de discusión y producción teórica, etc.

En nuestro país se vienen desarrollando, principalmente desde la implementación de los Voluntariados Universitarios como política pública y educativa, una serie de políticas académicas que ponen en escena la relación entre la institución universitaria y su contexto social. A partir de la implementación de estas nuevas políticas nacionales y de proyectos institucionales que abogaron el origen y desarrollo de las mismas es que comenzó un, llamémosle así, proceso de desnaturalización de las prácticas cotidianas en las instituciones universitarias. En varias universidades nacionales se canalizó este cambio pedagógico a través de diferentes dispositivos de institucionalización y curricularización de la articulación social como: programas y/o secretarías de prácticas sociocomunitarias, seminarios optativos u obligatorios de prácticas socioeducativas, prácticas profesionales comunitarias, trayectos transversales de trabajo social comunitario, etc.

Particularmente, en la Universidad Nacional de Rosario (UNR) desde hace más de diez años se vienen llevando adelante en diferentes experiencias de articulación universidad-sociedad, coordinadas por grupos de estudiantes y graduados de agrupaciones independientes, en conjunto con distintas organizaciones sociales (sindicatos, gremios, centros comunitarios, asociaciones civiles, escuelas rurales, cooperativas, etc.), y en el año 2013 contando con el apoyo de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación de la Nación avanzamos en el camino hacia la institucionalización de las prácticas sociocomunitarias en las doce facultades de dicha universidad con la implementación del Programa de Prácticas Sociocomunitarias. A través de esta experiencia logramos aportar algunas reflexiones teóricas a la discusión sobre la relación universidad-sociedad, entre ellas: prácticas sociocomunitarias, articulación social, producción de conocimiento en la universidad, curricularización y transversalización de saberes, actores y funciones: como también pudimos allanar camino en la práctica de curricularización de experiencias de inclusión social.

En estos últimos años hemos propiciado la creación de intersticios para promover y sostener la inclusión social, y hemos logrado institucionalizar mediaciones curriculares en nuestras universidades. Podemos reconocer que estas mediciones no fueron suficiente para garantizar el derecho a la educación superior, que queda mucho por construir. No podemos dejar de reconocer que el conocimiento, la difusión y el diálogo de y entre nuestras experiencias resulta un insumo fundamental para seguir reflexionando y avanzando en este camino.

 

 

Pensar la educación superior: propuestas y perspectivas de los cursantes de la Especialización en Docencia Universitaria en la Universidad Nacional de Formosa

 

Mónica Inés Daldovo (Facultad de Humanidades – Universidad Nacional de Formosa)

monica_daldovo@hotmail.com

Alicia Nelly Caballero (Facultad de Humanidades – Universidad Nacional de Formosa)

acaballero@arnet.com.ar

Juan Ramón Albornoz (Facultad de Humanidades – Universidad Nacional de Formosa)

           

La Declaración Final de Cartagena de Indias de la CRES 2008 testimonia lo giros conceptuales en las modalidades de enfrentar la Educación Superior en diferentes dimensiones y facetas a la luz de los climas políticos – socio económicos que envuelven a las regiones latinoamericanas. La Universidad como institución focalizadora de la discusión críticas, se convierte en espacio primordial en la resignificación de la Educación Superior en la segunda década del Siglo XXI.

La presente ponencia surge del análisis de los aportes realizados por los cursantes de la asignatura Origen y Desarrollo de la Institución Universitaria de la Especialización en Docencia Universitaria – Carrera de Posgrado Interinstitucional – que se dicta en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Formosa, a partir de la lectura y comparación del Documento de Cartagena 2008 con los de La Habana de 1998, y las propuestas de trabajo para la CRES 2018 a realizarse en Córdoba (Argentina).

Las producciones fueron observadas buscando establecer la relación existente entre la formación de grado del cursante y la visión y posición ante los temas y problemas neurálgicos de la Educación Superior Universitaria en el escenario de la Universidad Nacional de Formosa, en tanto centro universitario situado en área de frontera y en un complejo contexto intercultural y pluriétnico.

La consideración de la vertiente disciplinar y profesional del cursante, revela necesidades regionales, inquietudes institucionales y demandas socio-culturales priorizadas por el graduado en condición de formación de posgrado en Docencia Universitaria al mirar el rol de la educación superior en la desafiante realidad latinoamericana actual.

 

 

 

La formación de los futuros trabajadores sociales en la Universidad de Buenos Aires. Análisis de concepciones y dispositivos de formación situados en contexto local

 

María Florencia Di Matteo Demirdjian (Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Educación, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires / Departamento de Educación, Universidad Nacional de Luján)

mfdimatteo@gmail.com

 

Presentamos resultados de una investigación que aborda la formación pre profesional en un taller de la carrera de Trabajo Social de la Universidad de Buenos Aires, su vinculación con la situación de formación y la futura práctica profesional.

La modalidad del taller requiere horas de aula y otras de trabajo en el Centro de Práctica (institución donde los estudiantes experimentan el trabajo pre profesional acompañados por un referente institucional) desde una modalidad grupal. Asimismo, propone espacios de supervisión clínica realizados de manera individual con cada estudiante.

Para esta ponencia, nos proponemos caracterizar rasgos del dispositivo de formación desde una mirada pedagógica y didáctica, identificar el lugar que ocupan la profesión en la definición de las prácticas e instrumentos de evaluación. Asimismo, nos guía el interés por analizar la propuesta de formación en relación con la construcción de propuestas de intervención situadas en contexto local.

En términos metodológicos, la investigación adopta en enfoque clínico en sentido amplio (Souto, 2012) que se caracteriza por estudiar casos en su singularidad a partir de una búsqueda de sentidos realizada por el investigador. Para esa comprensión recurrimos a un enfoque de multirreferencialidad teórica (Ardoino, 1993), esto es, al aporte de diferentes teorías que permitan acercarnos al objeto de estudio desde distintos planos de significación para articular diferentes miradas sobre el fenómeno pero sin pretensión de síntesis. El trabajo de campo implicó la recolección de textos curriculares, trabajos prácticos y de evaluación, fichas de evaluación del desempeño y se realizaron entrevistas en profundidad a la docente y a nueve estudiantes y ocho observaciones de aula.

Situamos nociones teóricas referidas a la profesión, la formación, la formación profesional y un posicionamiento sobre el sujeto del aprendizaje y el sujeto de la intervención.

El análisis de los datos permite elaborar tres hipótesis interpretativas. Una de ellas referida al diseño y desarrollo del dispositivo de formación desde una lógica de formación situada en un contexto local e institucional que responde a posicionamientos teóricos críticos. La otra, referida a una lógica de comprensión, recursividad y gradualidad en la formación que permite a través de diferentes mediaciones, hacer pensable la experiencia de la práctica pre profesional en el Centro de Práctica. La tercera hipótesis permite expresar un modo solidario de pensar el sujeto de aprendizaje y el sujeto de la intervención desde una perspectiva de derechos.

 

 

 

La construcción de la inclusión social y de género en la universidad: un estudio comparativo de casos en dos Universidades del Bicentenario

 

Ada Cora Freytes Frey (Universidad Nacional de Avellaneda)

adafreytes@gmail.com

Cecilia Ruiz (Universidad Nacional de Avellaneda)

cvr.cecilia@gmail.com

 

En la última década el sistema universitario público argentino experimentó una rápida expansión, con la creación de 17 nuevas universidades (algunas de las cuales recién están siendo implementadas), de las cuales 8 se ubican en el Gran Buenos Aires. Estas últimas no sólo representan una ampliación de la oferta universitaria en esta región (ya que la mayoría de ellas se ubican en territorios donde no había previamente instituciones universitarias), sino que además nacieron explícitamente con un mandato inclusivo: generar condiciones de acceso a la universidad para grupos tradicionalmente excluidos de la misma, por razones de clase, género y discapacidad.

Para responder a tal mandato, estas instituciones realizaron un trabajo de reflexión sobre las prácticas universitarias tradicionales y generaron innovaciones en las estructuras institucionales, en los mecanismos de acompañamiento a estudiantes y en la formación docente. Asimismo, plantearon una vinculación estrecha con las comunidades donde estaban ubicadas, en lo que hace a transferencia de conocimientos y vinculación tecnológica. En esta ponencia nos proponemos analizar críticamente estas estrategias en dos de estas nuevas universidades, ubicadas en el Conurbano Sur (la Universidad Nacional de Avellaneda y la Universidad Nacional Arturo Jauretche).

Nos interesa en primer término identificar cómo conciben estas instituciones la inclusión, y cómo estas concepciones se ubican en el contexto de los debates sobre la democratización de la educación superior que tienen lugar en Latinoamérica. En segundo término, buscamos analizar las estrategias institucionales que estas universidades despliegan para superar exclusiones tanto en el acceso como en la permanencia de los estudiantes: los modos de gestión del ingreso, los dispositivos de apoyo y de orientación para la vida universitaria, la organización del curriculum y de los procesos de enseñanza y aprendizaje, la formación docente. Examinaremos estas estrategias desde el punto de vista de la construcción de la inclusión social y de género en la universidad, comparándolas con las desplegadas en otros países de América Latina y discutidas por la bibliografía.

Las discusiones presentadas se basan en una investigación empírica liderada por la Universidad Nacional de Avellaneda, pero que forma parte de un Programa Interinstitucional de Investigación “A cien años de la Reforma del 18. Las Universidades del Bicentenario piensan el Centenario”, en el que participan cinco de estas nuevas universidades (además de la nombrada, las Universidades Arturo Jauretche, de Moreno, de Hurlingham y de José C. Paz). Esta ponencia recupera resultados parciales de esta investigación (que involucra además la reconstrucción de las trayectorias universitarias de estudiantes provenientes de grupos sociales en desventaja), basados en análisis de documentos institucionales y entrevistas en profundidad a responsables de distintas áreas de estas casas de altos estudios.

 

 

Formação de educadores do campo: interface entre a Universidade Estadual do Oeste do Paraná e os Movimentos Sociais Populares do Campo

 

Cecília Maria Ghedini (Universidade do Oeste do Estado do Paraná – Campus de Francisco Beltrão – PR, Brasil)

cemaghe@gmail.com

Fernando José Martins (Universidade do Oeste do Estado do Paraná – Campus de Foz do Iguaçu – PR, Brasil)

fernandopedagogia2000@yahoo.com.br

João de Campos (Universidade do Oeste do Estado do Paraná – Campus de Cascavel – PR, Brasil)

jcvncampos@gmail.com

Liliam Porto Faria Borges (Universidade do Oeste do Estado do Paraná –– Campus de Cascavel – PR, Brasil)

liliamfpb@gmail.com

Valter Leite (UNIOESTE / Setor de Educação do Movimento dos Trabalhadores Sem Terra – MST - PR, Brasil)

valterleitemstpr@gmail.com

 

Este artigo trata da formação inicial de educadores do campo na Universidade Estadual do Oeste do Paraná realizada em parceria com Movimentos Sociais Populares do Campo, com protagonismo do Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra – MST, especificamente através de cursos de licenciatura. Considera-se que as camadas populares do país, historicamente, foram vítimas de um processo elitizante no ensino superior. Tal situação, embora situada na realidade brasileira, pode ser ampliada para outros contextos, como o controverso processo de Bolonha, processo esse que, tomado por uma persectiva crítica promove apenas um caráter operacional à universidade contemporânea. Neste contexto, a organização dos movimentos sociais, incorpora esta dimensão de luta: concretizar o direito à educação superior plena e inclusiva aos setores excluídos. A partir de 1998 iniciam-se as parcerias formais entre as universidades brasileiras e o MST, tendo como órgão de fomento estatal o Programa Nacional de Educação na Reforma Agrária (PRONERA), ligado ao Ministério do Desenvolvimento Agrário. O programa envolveu dezenas de universidades em parcerias com movimentos sociais, uma experiência democratizante e inclusiva no ensino superior brasileiro.Os cursos dos Movimentos Sociais Populares do Campo, na específicidade dos camponeses excluídos, se realizam e, pode-se evidenciar uma unidade entre experiência local e sistema de ensino, característica potencial quando se trata de incluir os setores populares na universidade, uma vez que esta carece de um instrumental que garanta de forma concreta o acesso e a permanência a estes sujeitos. Na Unioeste foram realizados três cursos especiais de graduação em Pedagogia para Educadores do Campo apoiados pelo PRONERA e, um curso de Licenciatura em Educação do Campo, apoiado pelo Programa de Apoio à Formação Superior em Licenciatura em Educação do Campo (Procampo). No ano de 2004, inicia-se a primeira turma do Curso de Pedagogia, seguida de mais duas. Como a Unioeste já desenvolvia os Cursos de Pedagogia implanta, em 2010, a Licenciatura em Educação do Campo, curso este que se desenvolve com ênfase em áreas do conhecimento, neste caso, definiu-se pela ênfase em Ciências Agrárias, Ciências da Natureza e Matemática. Embora num tempo curto, o conjunto destas iniciativas fortaleceram a luta pela inclusão dos setores populares na universidade, tendo como foco a garantia de seus especificidades. Além disso, evidenciaram a necessidade de efetivas políticas públicas de Educação do Campo, voltadas ao fortalecimento do campo como território de vida em todas as suas dimensões: econômicas, sociais, ambientais, políticas, culturais e éticas. Ressalta-se o fundamental papel exercido pela Unioeste na interface, especialmente com o Pronera, em promover uma formação inicial intrinsecamente comprometida com práticas escolares e na elevação do acesso a um conhecimento que integre as diversas dimensões da Educação do Campo. Estes cursos, pela relação que estabelecem entre os setores populares e os movimento sociais na integração com a universidade, também pautam pesquisas de graduação, pós-graduação e temas de debate que articulam o meio acadêmico e o popular, promovendo um avanço no projeto de desenvolvimento social e humano.

 

 

 

La política de educación Superior desde el enfoque de derecho

 

M. Soledad Márquez (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales – FLACSO)

msmmarquez@gmail.com

 

La sanción de la Ley de Educación Superior (L.E.S. N° 24.521, 1995) habilitó la vigencia de dos procesos de Evaluación, el de acreditación y el proceso de Evaluación Externa. Este último ha sido el que por carecer su aplicación de una consecuencia que ocasionara algún obstáculo o impedimento en el funcionamiento de las instituciones universitarias, a pesar de la emisión de un diagnóstico desfavorable, ha obtenido un menor peso político frente al otro proceso. En cuanto a la aplicación del proceso de Evaluación Externa, este se inició sin ningún diagnóstico previo, instancia indispensable ante todo proceso de evaluación, lo cual habría habilitado la determinación de lineamientos y la orientación de una política de Educación Superior consensuada a desarrollar, modificar, y mejorar aquellos aspectos previamente identificados Sin embargo, a 20 años de haberse promulgado esta ley, aún persisten escenarios que la dinámica de este proceso evaluatorio no ha contribuido en revertir, o no ha sido capitalizado su aporte e información, para modificarlos. Se presentará en este trabajo no sólo como el índice de graduación de las universidades estatales no ha mejorado, sino también la procedencia social de los que sin han logrado graduarse en los últimos diez años. El abordaje de las políticas públicas desde un enfoque de derechos, se propone no sólo considerar si se logró lo propuesto sino si cuánto resta para cumplir con los derechos de los ciudadanos. Así se propone incorporar como dimensión o aspecto a mensurar, cuestiones que revelen un aporte a la sociedad a través de la información relevada en las distintas instancias atravesadas por las Universidades. Esta información es un material que debe aportar a la reorientación de la política en el sentido previamente trazado. Considerar el grado de democratización del acceso a la educación superior a través de la medición del incremento de graduados procedentes de sectores sociales bajos, es una de las consideraciones a contemplar que aporta información en este sentido y debería determinarse como un objetivo prioritario de los lineamientos de la política de Educación Superior.

 

Bibliografía:

  • Ley 24521 INFOLEG, sancionada y promulgada en 1995.

  • Camou, Antonio (2007): Los “juegos” de la Evaluación universitaria en la Argentina. Notas sobre interacciones conflictivas entre Estado y Universidad

  • Neirotti, Nerio: Hacia una evaluación de las Políticas Públicas desde un enfoque de derechos. SCRIBD 31/10/16. UNLA.

Democratización y universidad: ¿Amistades peligrosas?

 

Elda M. Monetti (Departamento de Humanidades, Universidad Nacional del Sur, Argentina)

marga@criba.edu.ar.

Viviana Sassi (Departamento de Humanidades, Universidad Nacional del Sur, Argentina)

vivisassi@hotmail.com

Mabela Ruiz Barbot (Facultad de Psicología, Universidad de la República, Uruguay)

mabela.ruiz@gmail.com

Graciela Plachot (Facultad de Psicología, Universidad de la República, Uruguay)

gplachot@gmail.com

 

La investigación que encuadra este trabajo surge a principios del año 2016, por una lado, como respuesta a la convocatoria del programa de “Núcleo de Estudios e Investigaciones en Educación Superior del MERCOSUR” y por el otro como continuidad del trabajo que venimos realizando como red interuniversitaria un grupo de investigadores de la Universidad Nacional del Sur y la Universidad de la República. Entre los objetivos establecidos se pueden mencionar: la producción de conocimientos acerca de las experiencias de formación universitaria centradas en la democratización del conocimiento, la capitalización y afianzamiento de los lazos construidos entre las universidades participantes y el aporte de insumos a la formación de los docentes universitarios en la construcción de aulas democratizantes.

Delimitamos, para ello, espacios formativos curriculares de carreras universitarias que se transformaron en experiencias de formación en las que se reconoce la legitimidad de los saberes que se producen fuera de la universidad. Estos saberes, ligados a las tradiciones y creencias de diversos grupos sociales, poco a poco se van ubicando en un plano de igualdad, en términos de construcción subjetiva, dentro de los ámbitos de formación universitaria a fin de, no solamente generar un espacio de intercambio científico y de saberes sociales y culturales sino de constituirse en objeto de enseñanza y formación. La idea de democratización fluye por dos vertientes: por un lado, la democratización de la educación en cuanto al ingreso, la permanencia y el egreso y por otro, la democratización del conocimiento referido a las políticas que utiliza la universidad para hacer accesible al mundo no universitario el conocimiento que genera.

Como consecuencia de este trabajo surge una conceptualización de la democratización del conocimiento que va más allá y amplía estos marcos, y se relaciona con la idea de ecología de saberes (Boaventura Sousa Santos). Esta supone una reconsideración de índole epistemológica, en el sentido en que se asume la coexistencia del conocimiento científico tal como se produce en las universidades y el que surge fuera de este contexto.

En este trabajo, antecedente de la publicación final de los resultados de la investigación en curso, presentamos algunos de los desarrollos teóricos sobre las cuestiones relacionadas con los saberes y el poder que los legitima, y que se cristalizan en los espacios de formación universitaria. La expresión “amistades peligrosas” da cuenta de estas relaciones, por un lado de amistad, en tanto supone una paridad de los saberes, aquello que vincula y se manifiesta en la confianza en su legitimidad. Al mismo tiempo la calificación de peligrosa de esta relación da cuenta de, por un lado, siguiendo la etimología de la palabra, un ensayo o prueba y simultáneamente un riesgo ya que como toda cuestión vincular, es también una relación de poder, en la que se juega, desde el imaginario social, el prestigio de la universidad.

 

 

 

La extensión y vinculación universitaria: análisis de una experiencia

 

Silvia Morresi (Departamento de Economía, Universidad Nacional del Sur / IIESS- UNS-CONICET)

smorresi@uns.edu.ar

María Belén Noceti (Departamento de Economía, Universidad Nacional del Sur / IIESS- UNS-CONICET)

mbnoceti@uns.edu.ar

Carolina Tarayre (Departamento de Economía, Universidad Nacional del Sur / IIESS- UNS-CONICET)

ctarayre@criba.edu.ar

 

La extensión universitaria constituye una de las funciones sustantivas de las universidades de América Latina desde principios del siglo pasado, pero se incorpora en la agenda de las mismas en los últimos años, a partir del reconocimiento explícito de la importancia de la vinculación de las instituciones educación superior (IES) con la comunidad donde están insertas, puesto de manifiesto en las reuniones realizadas por los proveedores de educación superior. Así los integrantes de la comunidad académica regional reunidos en la Conferencia Regional de Educación Superior 2008 recomiendan a las IES propiciar una relación más activa con su contexto, impulsando un modelo académico que examine las problemáticas de la sociedad circundante orientando la producción de conocimientos y la investigación a la atención de las mismas y que instituya espacios de acción conjunta con distintos actores sociales especialmente los más vulnerables (IESALC,2009)

La extensión universitaria fue entendida por la Primera Conferencia Latinoamericana de Difusión Cultural y Extensión Universitaria, convocada por la Unión de Universidades de America Latina y el Caribe (UDUAL), donde se reconoce a la extensión universitaria como el conjunto de acciones que expresan la vocación universitaria de proyectar dinámica y coordinadamente la cultura, y vincular a todo el pueblo con la Universidad (Fresán Orozco, 2004).

En Argentina, en el seno del Consejo interuniversitario Nacional se acordó que la extensión es un proceso de comunicación entre la Universidad y la sociedad, basado en el conocimiento científico, tecnológico, cultural, artístico, humanístico, acumulado en la institución y en su capacidad de formación educativa, con plena conciencia de su función social (CIN, 2009)

Así los representantes del conjunto de las universidades nacionales han interpretado a la extensión como un proceso de comunicación constante con la sociedad que permite la integración de las instituciones con el sector socioproductivo, como así también la vinculación y transferencia de conocimientos entre las temáticas abordadas en las investigaciones y las problemáticas que aquejan a la sociedad para dar lugar a un proceso interactivo donde se construyen los saberes en contacto con el entorno y es permeado por él. A los efectos de que las instituciones cumplan con su función de extensión desde 1996 además, de incorporar partidas en el presupuesto de las mismas, desde Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) se impulso la realización de proyectos de extensión.

El propósito de esta ponencia es describir y analizar el desarrollo de un proyecto de extensión presentado en el marco de la convocatoria realizada por la SPU en 2014, con el objeto de reflexionar, a partir del mismo, sobre esta función de las instituciones de educación superior.

El proyecto objeto de estudio denominado “Creando productos culturales para valorar nuestra riqueza” se desarrolló en la localidad de Villa del Mar, un humedal costero de importante valor patrimonial y cultural y sus principales propósitos fueron: promover el conocimiento de este humedal, facilitar el acceso a equipamiento a una cooperativa de trabajo del lugar para el desarrollo de productos culturales con fuerte identidad local y promover el emprendedorismo.

 

Referencias bibliográficas:

CIN (2010) Lineamientos para un Programa de Fortalecimiento de la Extensión Universitaria en las Universidades Públicas Argentinas. Actualidad Universitaria, Ano IX, 32, 11-14.

Fresán Orozco, M. (2204) La extensión universitaria y la Universidad Pública.

Reencuentro, 39, 47-54

IESALC (2009). Conferencia Regional de la Educación Superior en América Latina y el Caribe. Declaraciones y plan de acción. Perfiles Educativos, 31(125), 90-108.

 

 

El Impacto Social de la Educación Superior

 

Claudia Partal (Universidad Provincial del Sudoeste)

María Tatiana Gorjup (Universidad Provincial del Sudoeste)

Hernán Vigier (Universidad Provincial del Sudoeste)

 

El objetivo del trabajo es evaluar el impacto social de la Educación Superior en Argentina. Para ello se identificarán qué indicadores de calidad de la educación superior demuestran la dimensión social, vinculados a la pertinencia e inclusión, y la eficacia de la Universidad. Para esto se realiza una revisión del concepto de calidad de la educación superior en relación a sus perspectivas de análisis y se describen las características de los rankings universitarios existentes. A partir de ello, se identifican los indicadores de calidad para cada dimensión de las instituciones de educación superior, considerados por dos de los rankings más relevantes, ARWU y THE. Los mencionados rankings hacen una evaluación de las universidades respecto a la excelencia de sus dimensiones o al cumplimiento de estándares altos. Estos utilizan una metodología criticada por distintos autores aunque ello no ha frenado su uso y la proliferación en el mundo. Del análisis realizado sobre los rankings se observa que el concepto de calidad en el que se basan, no contempla aspectos relacionados a la dimensión social. Se concluye que la dimensión social enfocada en la pertinencia e inclusión, no se incluye en las evaluaciones de calidad de las universidades, aunque resulte una preocupación en los documentos provenientes de organismos internacionales.

 

 

La universidad como formadora de estratos sociales desde su rol de legitimadora del saber científico

 

Ana Carolina Peña Pollastri (Universidad Nacional de La Rioja)

anacarolinapena1@gmail.com

 

La relación entre las universidades y las élites tiene orígenes muy antiguos, vinculados a las primeras universidades que se conforman en Europa desde el siglo XI, en donde los altos estamentos y las élites municipales entienden que las universidades son un valioso recurso a controlar y orientar, significando para los egresados una clara posibilidad de movilidad social, donde los que cuentan con estudios de nivel superior quedan liberados de asumir el oficio de sus padres. Ello a partir del siglo XVII se modifica, cuando las universidades empiezan a responder directamente a las necesidades que emergen de un nuevo nivel de complejidad social: el industrialismo. En América, la primera universidad que se funda es la Universidad de Córdoba en el siglo XVII, verificándose en la sociedad diferencias y privilegios por nacimiento, por lo que el acceso a la educación está vedado a los pueblos originarios, negros, mulatos, zambos y mujeres. Pero con la llegada de las independencias nacionales, se impone el “modelo napoleónico” y se permite la incorporación a las universidades de nuevos grupos sociales, pero persistiendo su naturaleza fuertemente elitista y restringidas en su acceso solo a los estratos hegemónicos, fundamentalmente terratenientes. Con el avance del siglo XIX y la llegada del siglo XX va creciendo la demanda por plazas universitarias, destacando la revuelta estudiantil conocida como “el Cordobazo” que se produce en la Universidad de Córdoba en 1918, a lo cual le sucede una “explosión universitaria” en la década del 40, donde la población universitaria se incrementa en forma muy significativa y sus privilegios se comunican como derechos bajo la consigna de “universidad para todos”, ampliando las matrículas universitarias y redistribuyendo posiciones sociales en base a criterios modernos. Los hechos señalados, muestran que en la relación existente entre las universidades y las élites, ha habido una transición desde una “educación superior de élites a una de masas”, en el marco de los cambios en las relaciones entre los gobiernos y las universidades, con las consiguientes integraciones y diferenciaciones de los sistemas de educación superior. Además, podemos inferir que independientemente de la masificación que pueda alcanzar una institución universitaria, siempre es un espacio de élite donde además de la estratificación social que ella induce, produce un sujeto con un alto capital intelectual, formando estratos sociales desde su rol de legitimadora del saber científico.

 

 

 

El rol de la Educación Superior de cara a los desafíos sociales de América Latina y el Caribe

 

Prof. Raimundo Poblet (Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco)

raipoblet@gmail.com

Abog. Sonia Ivanoff (Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco)

soniaivanoff2@hotmail.com

 

La formación profesional universitaria debe ampliar el ofrecimiento de espacios de formación y prácticas interculturales, particularmente, en aquellas instituciones, definidas como “convencionales”, en las que la currícula no contempla contenidos ni experiencias formativas sobre la exclusión social y cultural de los pueblos originarios.

El enfoque epistemológico en que nos fundamos refiere al paradigma de reconocimiento de los Derechos Humanos de los Pueblos Originarios, habilitando a una reflexión crítica sobre la efectiva de las políticas educativas y de formación docente, en relación a la realidad de la cultura latinoamericana.

La formación docente en nuestro país, aún dista de sostenerse en una pedagogía crítica, es decir, dejar atrás los modos de deshumanización que la cultura dominante, expresión del opresor, aplica sobre los pueblos originarios –los oprimidos- (Freire; 1970). Esta realidad no solo nos aleja de la puesta en marcha de la modalidad de la “Educación Intercultural Bilingüe” sino de problematizarla, en el contexto de un discurso educativo que no termina de poner en valor la diversidad y a las culturas locales.

Asimismo, esta perspectiva de formación retoma las acciones culturales que, en los últimos años, otorgan mayor a la “visibilidad de la problemática de los Pueblos Originarios”, a partir de la gestación de espacios de debate, participación y trabajo en pos de la diversidad cultural. Este proceso de “visibilización” cobra tal densidad dado el marco jurídico actual de reconocimiento sobre la preexistencia étnica y cultural de los pueblos originarios.

Latinoamérica alberga, desde siempre, diferentes identidades (los particularismos) que han intentado invisibilizarse a partir del persistente intento de imposición de una visión de mundo como lo universal (lo común) que en la escuela representó la transmisión de una cultura racional, científica, neutral que excluía todo aquello que no tuviera que ver con la idea de razón y nación.

A lo largo de este siglo XXI, debido a la incapacidad de progreso e igualdad que reflejó el proyecto de la modernidad se crearon las condiciones para establecer la crítica a ese universalismo y para que los individuos manifiesten en el espacio público las identidades particulares, en otras palabras, hacer reconocer un “individualismo concreto” que expresan tanto las minorías como las mayorías. “Lo que cambia fundamentalmente en el contexto actual es que las diferencias que hoy se afirman son cada vez más procesadas por los individuos como identidades propias, como modos de expresión y de construcción de sí”. (Martuccelli, D.; 2009: 36)

En relación a este nuevo escenario que habilita a la manifestación pública de las identidades particulares es que adquiere relevancia el reclamo de libertad de experimentación cultural, intensificada por medio de las tecnologías de información y comunicación, que expresan las culturas locales, poniendo de manifiesto prácticas de resistencia al modelo único que propuso el proyecto pedagógico moderno.

La postura radical de la posmodernidad que, ente otros, expresan Heidegger, Rorty y Vattimo, habilita a especular que las prácticas de resistencia de las culuras locales enuncian la negación al fundamentalismo racionalizante que se pone de manifiesto en la escuela y, a su vez, promueven la multiplicidad de perspectivas (pluralidad) y ampliación de la gama de voces (Ruiz Román, C.; 2010).

 

 

 

Construyendo autonomía

 

María Patricia Reyes (Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires)

mpareyes@yahoo.com.ar

 

“Construyendo autonomía”: Concientización sobre los efectos de las sustancias psicoactivas a estudiantes de escuelas secundarias de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires realizada por estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires en el marco de las prácticas sociales educativas. En el marco de desarrollo de un proyecto de extensión universitaria surge como propuesta el intercambio entre estudiantes de medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y estudiantes de escuelas secundarias de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) abordando para esto el consumo problemático de sustancias por tratarse de un problema multidimensional prevalente en nuestra sociedad. La finalidad de este proyecto es implementar prácticas sociales educativas, como recurso fundamental para alcanzar integralidad en el proceso de aprendizaje de los estudiantes de medicina a través del descubrimiento de nuevos conocimientos que surgen de la acción directa en el campo social; contribuyendo así, al mejoramiento de la formación individual y colectiva. Esto resulta importante en el proceso de capacitación, ya que brinda herramientas prácticas, acerca de intervenciones comunitarias en general y con grupos vulnerables en particular. En este intercambio también se espera orientar a los/as jóvenes de las escuelas secundarias en el proceso de toma de decisiones responsables, brindándoles herramientas que los ayuden a enfrentar situaciones cotidianas, ofreciendo contenidos conceptuales y técnicas participativas que promuevan el desarrollo de habilidades para su proyecto de vida. La escuela forma parte de la comunidad, y de la formación de ciudadanos activos para transformar la realidad. Fomentar la reflexión, la discusión y el análisis crítico de la problemática del consumo de sustancias es uno de los factores de protección más importante en el entramado de estrategias preventivas.

 

 

Democratização do acesso ao Ensino superior: a agenda da inclusão de pessoas com deficiência/necessidades especiais

 

Vera Lúcia Ruiz Rodrigues da Silva (Universidade do Vale do Rio dos Sinos / Universidade Estadual do Oeste do Paraná / Bolsista CAPES, Brasil)

vlrrsilva29@gmail.com

Aloísio Ruscheinsky (UNISINOS, Brasil)

Dorisvaldo Rodrigues da Silva (UNIOESTE, Brasil)

Lucia Terezinha Zanato Tureck (UNIOESTE, Brasil)

Jane Peruzo Iacono (UNIOESTE, Brasil)

Cristiane Priscila Correa de Souza (UNIOESTE, Brasil)

 

Este artigo trata do processo de democratização do acesso ao ensino superior para as pessoas com deficiência/necessidades especiais da Universidade Estadual do Oeste do Paraná (Unioeste), localizada na região de fronteira Brasil/Paraguai/Argentina e é composta por uma estrutura multicampi com 07 (sete) unidades administrativas distribuídas em diferentes cidades. Para atender às pessoas com deficiência foi instituído o Programa de Educação Especial – PEE, em 1997, que também possui estrutura organizacional multicampi e se caracteriza como um programa de extensão para promover o ingresso dos estudantes com deficiência/necessidades especiais ao ensino superior por meio do acesso à Banca Especial no vestibular e sua permanência para concluírem as atividades acadêmicas. Atualmente, as Universidades Estaduais do Paraná estão enfrentando embates junto ao Governo do Estado que vem estabelecendo prioridade em sua agenda visando ao controle com a implantação do Sistema Meta 4, numa lógica em que as demandas expressas pelos setores administrativo, de ensino, pesquisa e extensão e pelos setores populares ficam em segundo plano. Assim, a defesa de direitos universais e localizados subjacentes à social-democracia está refém da capacidade mobilizatória e de relações de poder na esfera política, cujas arenas conflitantes predominam em sua gênese. Nesse sentido, o processo histórico denuncia uma falsa utopia de autonomia e igualdade, pois em sua origem a produção da desigualdade e a dependência do trabalho heterônomo contradizem a existência do cidadão. Para a reflexão neste artigo faz-se uso de análise documental a partir do PEE, do Fórum Municipal em Defesa dos Direitos das Pessoas com Deficiência de Cascavel, do Fórum de Educação Especial das Instituições de Ensino Superior do Estado do Paraná, informativos de Sindicatos e artigos de jornais. Neste universo se recolhem fragmentos de discursos, imagens, expressões recorrentes e significativas, registros de práticas que constituem traços em torno dos quais se constroem as reflexões, fazendo uso de referenciais teóricos, ou seja, o olhar e sensibilidade munidos pela teoria, operando com noções como se fossem um fio condutor que orienta a entrada num labirinto e a saída dele. Com relação aos resultados, o trabalho do PEE, apesar dos avanços no processo de ingresso à universidade e no atendimento educacional especializado aos alunos, ainda carece de tomar o acesso de setores populares como prerrogativa das políticas de inclusão, permanência e conclusão dos cursos de graduação e pós-graduação. Observa-se que a questão da agenda de políticas públicas está enviesada pelos três poderes, contudo, sua prioridade, definição, estabelecimento está entrelaçado ao poder executivo, o qual tem a prerrogativa de tomada de decisões em detrimento das necessidades estabelecidas pelos setores sociais.

 

 

 

El derecho a la universidad: los desafíos que plantea a los procesos de democratización de la institución

 

Jesica Rojas (Universidad Nacional de General Sarmiento)

jesicaerojas@gmail.com

 

Tradicionalmente, el derecho a la educación superior fue sido considerado como un derecho individual, reducido, por lo demás, al derecho que tienen los sujetos de aprender y/o de acceder a una institución de educación formal. Por su parte, desde la Declaración Universal de los Derechos Humanos, hasta hace apenas unos años atrás, existía cierto consenso en torno a la idea que sostenía que el derecho a la educación superior era un derecho meramente declarativo. Y ello, no sólo por el hecho de que gran cantidad de sujetos no podían ejercer efectivamente tal derecho, sino también y sobre todo, porque en el caso de la educación superior universitaria, ésta continuó considerándose y siendo considerada como lo que siempre fue: un privilegio para unos pocos.

La definición de la educación superior como “un bien público social, un derecho humano y universal y un deber del Estado”, que sostuvo en su Declaración Final la CRES de 2008, ha tenido desde entonces efectos materiales y, sobre todo, simbólicos inusitados. (¿Por qué darle tanta importancia a dicha Declaración si en definitiva no pasaría de ser una declaración “formal” más entre tantas otras? Porque, justamente, no fue una declaración más o, mejor dicho, porque no fue solo una declaración; puesto que el contexto político latinoamericano en el que surge, alienta, mueve, obliga a los Estados a no dejar relegado el derecho en ella declarado en un lugar meramente declarativo o “formal”, sino, por el contrario, a crear las condiciones necesarias para que los sujetos de dicho derecho cuenten con las posibilidades efectivas de ejercerlo.) Uno de esos efectos simbólicos fue el de posibilitar otros modos de concebir, de pensar, de representarse y de ejercer el derecho a la educación superior, y en ese marco el hecho novedoso y disruptivo de que podamos hablar hoy de un derecho a la universidad.

Desde de un abordaje filosófico-políticos, a lo largo del trabajo nos proponemos mostrar de qué modos la idea de un derecho a la universidad –posible a partir de la Declaración Final de la CRES del 2008- tuvo consecuencias directas en las formas tradicionales de concebir no solo el derecho a la educación superior, sino también los procesos de democratización de la universidad. En esa línea realizaremos un recorrido en el que, por un lado, procuraremos mostrar de qué modos se amplía la noción ‘democratización de la universidad’ si la vinculamos con la idea de derecho a la universidad; y, por otro lado, intentaremos ver de qué modos este derecho, sus sujetos, sus objetos y los modos de ejercerlos son cuestiones en constante disputa –entre lo individual y lo colectivo, entre lo propio y lo común, entre lo privado y lo público, etc.- que hace que esa institución que llamamos universidad se vea obligada a reinventarse y ampliar las fronteras de su comunidad.

Una de las intenciones del trabajo es repensar los desafíos que se presentan ante la universidad actual –y en el marco de la presente coyuntura política de los países de la región- si establecemos otros vínculos entre ésta, la democracia, los derechos, los sujetos de derecho y la igualdad.

 

 

 

Memoria y Territorio, reconstrucción de la memoria en el sitio “El Infierno” de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires

 

María Cristina Tucci (APPEAL-IICCE-Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires / Universidad Nacional de Avellaneda)

mcristinatucci@gmail.com

Eliana Rocío Maffullo (Universidad Nacional de Avellaneda)

lic.emaffullo@gmail.com

 

En la propuesta de trabajo que lleva adelante la cátedra de Trabajo Social Comunitario II de la UNDAV- Universidad Nacional de Avellaneda- se plantea pensar la extensión universitaria como un espacio de formación e integración del conocimiento colectivo junto a las organizaciones sociales e instituciones de la comunidad, desde una perspectiva dialógica y que contribuya a la transformación de la realidad.

En este sentido el trayecto curricular es común a todas las carreras de grado y pregrado lo que permite el abordaje desde las múltiples miradas que los sujetos portan desde sus perspectivas individuales y de formación específica, a fin de lograr que la propuesta pedagógica posibilite construcciones colectivas, dinámica y participativas del conocimiento.

Nos interesa destacar una de los múltiples proyectos con los que venimos trabajando en el sentido de lo señalado y es el caso donde se produjo la articulación entre la UNDAV y el Espacio de la Memoria denominado “El Infierno”, ubicado en la calle 12 de Octubre de la ciudad, donde funcionó hasta el 2016 la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Avellaneda-Lanús., en la actualidad es sede de la Secretaría de Derechos Humanos de la Municipalidad de Avellanda.

Ese lugar entre los años 1976 y 1979 se desempeñó como centro clandestino de detención, tortura y exterminio en el que permanecieron detenidos ilegalmente cientos de militantes políticos, sociales y sindicales, muchos de los cuales aún permanecen desaparecidos, formando parte del llamado “Circuito Camps”.

El proyecto apunta a trabajar desde una mirada territorial y local los vínculos del terrorismo de Estado en Avellaneda: sus historias, sus marcas, sus huellas, sus relatos, su memoria oral, sus luchas y protagonistas, como así también el proceso de institucionalización a partir del cual el espacio, a través de la implementación de políticas públicas, se transforma en un sitio de la memoria.

Desde comienzos del 2017 la cátedra de Trabajo Social Comunitario II se propone articular con el espacio de la memoria a fin de fortalecer y dar visibilidad no sólo una política pública sino a la vez sostener la memoria, en un trabajo realizado junto con los estudiantes donde se recuperan relatos, se construye un mapeo colectivo por barrios en pos de identificar las marcas del terrorismo de estado y colaborar con la institución en la formación de un archivo del Espacio.

El abordaje de problemas sociales vinculados al territorio constituye un espacio donde se produce una interpelación al proceso de formación de los estudiantes, son ellos junto a los docentes los que en dialogo con las instituciones reconocen las políticas públicas y sus complejidades, lo que interpela no sólo su formación académica sino también habilita el desarrollo del compromiso social de la universidad y de los sujetos que la integran.

 

 

 

Espacios formativos y el oficio de “ser” docente: Análisis de espacios de formación prescriptos para la práctica profesional docente en los Lineamientos Curriculares Nacionales para la formación docente inicial

Analis Escapil (Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, Universidad Nacional de La Plata)

a.escapil@gmail.com

Florencia Urdaniz (Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, Universidad Nacional de La Plata)
urdanizflorencia@gmail.com

En el presente trabajo nos proponemos analizar los discursos sobre el oficio de ser docente presentes en los Lineamientos Curriculares Nacionales para la formación docente inicial. Nos preguntamos cuáles son los espacios formativos que los lineamientos curriculares habilitan para los sujetos en formación y cómo esta prescripción configura determinados significados sobre la tarea docente, sobre “ser docente”.

La práctica profesional docente constituye un espacio curricular de suma relevancia, donde los/as practicantes construyen experiencias sobre la tarea docente en situaciones didácticamente prefiguradas y en contextos sociales diversos.

Se inicia desde el comienzo de la formación, en actividades de campo y se incrementa progresivamente en prácticas docentes en las aulas, culminando en la Residencia pedagógica integral.

Los Lineamientos Curriculares Nacionales constituyen el marco regulatorio de los diseños curriculares jurisdiccionales y las prácticas de formación docente inicial, para los distintos niveles y modalidades del Sistema Educativo Nacional.

Estos Lineamientos orientan, prescriben, encuadran las propuestas formativas de los Institutos Superiores de Formación Docente, dependientes de las distintas jurisdicciones de nuestro país y a las propuestas de Formación Docente dependientes de las Universidades.

Entendemos a los lineamientos curriculares nacionales para la formación docente inicial como una propuesta política-educativa de formación docente, configurada por relaciones de poder, que habilitan la prescripción de determinados contenidos, propuestas, espacios y significados, excluyendo otros. En este sentido, nos interesa, por un lado, indagar/describir los espacios formativos prescriptos, habilitados para la formación en la práctica profesional docente, problematizando los sentidos y argumentos que se configuran y afirman para su inclusión, y por otro, analizar los significados que sobre el oficio de ser docente supone tal prescripción. También, nos proponemos explorar, a modo de propuesta, otros espacios que han sido excluidos, advirtiendo la importancia de su incorporación.
El análisis se organiza en tres apartados. En el primero, se realiza una historización de los significados que se han construido sobre el oficio de “ser docente”, focalizando en el caso argentino. En el segundo apartado se analizan los espacios prescriptos para la práctica profesional en los Lineamientos Curriculares Nacionales para la formación docente inicial. Se propone un análisis descriptivo/exploratorio que no solo indague los argumentos construidos para la inclusión de estos espacios, sino que también, problematice los significados sobre el oficio de ser docente que supone tal prescripción. En el tercer apartado se problematiza esta prescripción, indagando, a modo de propuesta, otros espacios que no han sido incluidos, y reflexionamos sobre la importancia de hacerlo. La inclusión de otros espacios supone otros significados sobre el oficio de “ser docente” que quedan por fuera a partir de la prescripción vigente. Por último, en las reflexiones finales, quedan planteados algunos interrogantes de interés para abordar en futuras investigaciones.

 

 

 

El compromiso social universitario y sus transformaciones en la década reciente a partir de una mirada de situación en la Universidad Nacional de San Luis

Marcelo Vitarelli (Universidad Nacional de San Luis, Argentina)

marcelo.vitarelli@gmail.com

María Virginia Mariojouls Margall (Universidad Nacional de San Luis, Argentina)

virginiamariojouls@gmail.com

 

Trabajar con todos los sectores sociales de la comunidad donde se sitúa geográficamente una universidad pública debería ser el común del trabajo cotidiano, esto haría que la extensión como tal no existiera pues sería considerada en la praxis como inherente. Este es el esfuerzo que algunas universidades públicas de Argentina vienen realizando en el marco de un compromiso social desde el inicio del nuevo milenio.

Desde la educación, la economía, la política, la religión y por supuesto en los ámbitos académicos las sociedades, en algunas oportunidades, se han obstinado en diferenciar a los ciudadanos por sectores para después llamarlos a participar como si los “intelectuales” fueran una casta separada del resto y que por ende deben “caridad” ayudando a la gente común a alcanzar un grado académico que le permita cambiar su realidad y calidad de vida.

Romper con este tipo de pensamientos no es tarea fácil pues no a todos los docentes e investigadores de las universidades públicas les sienta cómodo trabajar en terrenos conocidos como urbano-marginales. No obstante, ello la educación pública argentina viene trabajando, sobre todo en la última década de una manera comprometida con la transformación de esta situación. En este trabajo intentaremos mostrar a modo de paneo que viene ocurriendo en la Universidad Nacional de San Luis con tres indicadores que reconocemos del tema: las prácticas socio comunitarias, los voluntariados y la extensión bajo la forma de proyectos en esta década reciente.

 

 

Formulación de proyectos en organizaciones sociales: Límites, prácticas y aprendizajes

 

Leticia Marrone (Universidad Nacional de Avellaneda)

María Marta Caffaro (Universidad Nacional de Avellaneda)

Paula Andrea Paez (Universidad Nacional de Avellaneda)

paulita.paez@gmail.com

paulapaez@macsurlanus.gob.ar

Sergio Bertini (Universidad Nacional de Avellaneda)

 

De acuerdo con los ejes propuestos para el Coloquio Regional, en el trabajo que se espera presentar van a desarrollarse algunas impresiones recogidas para la investigación que estudia la relación entre las organizaciones de la sociedad civil de un territorio acotado y el Estado.

En Argentina, hace varios años que estas organizaciones se han incorporado como actores sociales y se constituyeron en efectores de políticas públicas. Existen diversas instituciones que abordan temáticas desde los DDHH hasta el financiamiento de emprendimientos.

La investigación en curso desde la UNDAV se orienta a caracterizar la relación entre el Estado y las organizaciones del territorio, a partir de estudiar el proceso de formulación de las demandas sistematizadas en un proyecto. Dentro de la diversidad existente, se han seleccionado algunas organizaciones, acotadas a la zona sur del conurbano bonaerense.

En la Universidad Nacional de Avellaneda se ha asumido desde el momento inicial, en el 2010 un compromiso con la inclusión de lxs estudiantes, asi como de las personas vinculadas con la misma, es decir del territorio de influencia de la UNDAV.

En ese sentido: estudiantes que trabajan en el equipo de investigación se constituyen para esta presentación, en los principales exponentes y participes de la ponencia que se espera presentar.

Se espera compartir los procedimientos que se están llevando adelante con los actores sociales que se capacitan en el mismo proceso de investigación: aprendizajes que dejan las charlas en las organizaciones, las entrevistas y el intercambio en las reuniones de equipo.

Para lograr un acercamiento a dicha realidad, se ha elegido una estrategia de abordaje de intervención a través de la asistencia técnica: se han desarrollado talleres de capacitación en historia de las políticas públicas sociales. La metodología de Investigación Acción Participativa se ha adoptado para el abordaje conceptual de la problemática de estudio. La bibliografía utilizada se adjuntará en la ponencia, así como el plan de trabajo y las principales frases textuales recogidas.

En las Jornadas se presentarán las primeras observaciones y estarán a cargo del equipo de estudiantes que forman parte de la misma.

El proyecto de investigación se encuentra en su segundo año, y se considera pertinente presentarlo en el eje 4, que considera relevante el dialogo entre la sociedad civil y la educación superior, según se ha analizado de la circular recibida.