COLOQUIO REGIONAL

BALANCE DE LA DECLARACIÓN DE CARTAGENA Y APORTES PARA LA CRES 2018

Declarado Actividad Preparatoria de la CRES 2018 por el Comité Ejecutivo de la Conferencia

9 y 10 de noviembre 2017, Buenos Aires 

Universidad Nacional de las Artes (UNA)

Museo de la Cárcova, Av. España 1701 (Costanera Sur)

RESÚMENES DE PONENCIAS

Eje 8: La Educación Superior en las artes y la cultura

 

 

Las prácticas socio artísticas como nuevo paradigma en las políticas académicas universitarias. Desafíos continentales del nuevo milenio

 

Mgter María Forcada (Facultad de Artes y Diseño, Universidad Nacional de Cuyo)

angelesforcada@hotmail.com

Mgter. Mariela Meljin (Facultad de Artes y Diseño, Universidad Nacional de Cuyo)

marielameljin@gmail.com

Lic. Arturo Tascheret (Facultad de Artes y Diseño, Universidad Nacional de Cuyo)

tasarturo@yahoo.com

 

Este trabajo propone el análisis de políticas educativas aplicadas en la educación superior artística desarrollado en el período comprendido entre 2008 y 2017 en la Facultad de Artes y Diseño, Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza-Argentina. Dicho análisis se desarrolla a partir de la implementación, investigación y seguimiento de prácticas socio artísticas en el ámbito universitario.

Las polémicas que implican tratar como asunto la inclusión de las mismas como tramo obligatorio en la formación superior de arte nos permiten imaginar modos de relacionarnos superadores de estigmas y estrategias anquilosados en formas verticalistas reflejo de un modelo de sociedad subsumida en el individualismo que propone el sistema neoliberal. El ejercicio nos permite poner en conflicto los saberes disciplinares académicos del arte culto y burgués heredado de la modernidad tardía continental.

El marco teórico de referencia implica desarrollos de la teoría del arte, la práctica artística latinoamericana con su especificidad disciplinar y la pragmática de gestión; siempre bajo el horizonte de sentido que implican los aportes de la educación popular. El contexto de aplicación es en la presente fase de desarrollo del sistema capitalista; que tiende a identificarse como un “régimen que no es gobernado por ninguna ley trascendente; una “materia” que produce desacralización en masa de toda la cultura, con tendencia a auto-preservarse indefinidamente donde las prácticas individuales del arte son buen ejemplo de ello. (Fisher/2017)

En Latinoamérica desde hace más de cincuenta años, en el campo del arte, se desarrollan disputas que tensionan los lineamientos de su operatividad desde el punto de vista de su potencialidad crítica. En este contexto las prácticas socio artísticas y de diseño se constituyen en un fenómeno configurador de nuevas sinergias capaces de impulsar el acceso, la expansión y la democratización de la educación superior en el especial contexto territorial continental.

El análisis de casos presentados permite el desarrollo de reflexiones tendientes a incubar una formación que propugne sujetos más humanos, plurales y democráticamente horizontales en el contexto de las problemáticas de la industria cultural y los nuevos desafíos que implican los productos de la información, las redes y la tecnología transmedia. Lo que interesa en ellos no es la referencia al lenguaje de la elite artística; sino su potencialidad para restaurar la noción de tejido humano como creación colectiva en el sentido más genuino, en un mundo posmoderno que diluye la potencialidad de la subjetividad y todo lo recicla. Por ello los modelos pedagógicos analizados promueven una comunidad del encuentro, recuperando lo que había sido desacralizado por la secularización moderna. Encuentro en la representatividad de los intercambios humanos y no en la representatividad de lo mercantil. El planteo permite proyectar estrategias para desarrollar un arte y una gestión de artes dentro del modelo crítico, que nos posibilite avanzar en la construcción de nuevas formas de organización donde las relaciones cooperativas permitan asumir los desafíos de las comunidades más vulneradas, violentadas y desatendidas por el sistema. Meta final en una sociedad democrática que se precie de ser verdaderamente justa y solidaria.

 

 

Producción e investigación en artes / Disrupción y desbordamiento. Fundando nuevos sentidos.

 

Lic. Magali Vaca (Centro de Producción e Investigación en Artes - CePIA, Facultad de Artes, Universidad Nacional de Córdoba)

Dra. Mónica Gudemos (Centro de Producción e Investigación en Artes - CePIA, Facultad de Artes, Universidad Nacional de Córdoba)

vacamagali@gmail.com

Lic. Carolina Cismondi (Centro de Producción e Investigación en Artes - CePIA, Facultad de Artes, Universidad Nacional de Córdoba)

cepiadireccion@artes.unc.edu.ar

 

Considerando especialmente aquellos proyectos que propician cruces disciplinares y cuyas propuestas de producción/investigación están orientadas a problemáticas artísticas contemporáneas, el Centro de Producción e Investigación en Artes (CePIA) - Facultad de Artes, Universidad Nacional de Córdoba - prioriza propuestas experimentales que, a partir de su carácter procesual y de laboratorio, puedan articular momentos de producción, reflexión y divulgación/exhibición.

Reconociendo como propia la inquietud de muchos docentes, egresados y alumnos, a su vez productores/investigadores de la Facultad de Artes; se propician instancias que permitan reflexionar y revisar jerarquías y distribuciones de poder muchas veces afincadas en protocolos que se resisten a la descolonización del pensamiento artístico y de los imaginarios sociales de la expresión colectiva.

Si bien históricamente se ha tensionado el deslinde entre arte y vida, desde distintas formas y corrientes, en los últimos tiempos este límite no aparece como tal sino como territorio de posibilidad y cruce. Esto se advierte en acciones artísticas que interpelan los límites propios del arte y sus lógicas productivas, así como en aquellas que se desplazan hacia otros campos no estéticos, como el científico, político, pedagógico, e incluso el mismo campo social y urbano.

A partir de acciones concretas, el CePIA se convierte en un espacio abierto de participación colaborativa en el que las dinámicas de encuentro y debate fundan un eje autosustentable de producción de conocimiento y crítica institucional. Con intención de problematizar aquellas nociones que surgen al explorar la emergencia del cruce entre las fronteras disciplinares del arte y su despliegue hacia territorios ampliados y desdelimitados, se interpelan las convenciones legitimadas abordando modelos y metodologías teóricos y de producción.

 

 

Reflexiones en torno a la Formación para la Actuación en Buenos Aires

 

Karina Mauro (CONICET – Universidad de Buenos Aires / Universidad Nacional de las Artes)

karinamauro@hotmail.com

 

Como manifestación expresiva, la actuación es una constante en la vida humana. No obstante, este carácter artístico le ha sido sistemáticamente escamoteado por parte de los discursos sobre el arte, desde Platón y Aristóteles hasta nuestros días. ¿Por qué la actuación es un arte? ¿Cuáles son los mecanismos de la creación actoral? ¿En qué medida, en tanto acto creativo, la actuación produce conocimiento sobre el mundo? ¿De qué tipo es dicho conocimiento?

En efecto, la exhibición del cuerpo y de la acción de un sujeto ante la mirada de otro constituye un acto tan subversivo en el seno de una cultura eminentemente logocéntrica, racional y utilitaria como la occidental, que la actuación ha permanecido como un fenómeno “indecible”.

Esta dimensión política de la actuación implica que cualquier reflexión sobre la misma nos coloque de cara a la cuestión del cuerpo y de la representación, al punto que en cada desempeño actoral se ponen en juego las concepciones colectivas de la subjetividad y de lo simbólico, y las relaciones que las mismas establecen con los lineamientos morales, ideológicos y estéticos que se hallan en pugna en una sociedad dada.

Por tal motivo, a lo largo de la historia han aparecido instancias intermediarias entre el artista y la mirada del espectador, esgrimiendo todo tipo de argumentos para justificar dicha intervención (de carácter moral, religioso, político, económico o estético). Una de estas mediaciones es, sin duda, la formación para la actuación, entendida como el conjunto de técnicas, metodologías, instituciones, discursos y agentes de diverso tipo, que se ponen en juego en el devenir de un sujeto en actor y que constituyen un campo en constante transformación y disputa a lo largo de la historia.

Nuestro trabajo se propone analizar algunas claves de este derrotero en la formación para la actuación en Buenos Aires, desde el ejercicio del oficio en el seno de las compañías teatrales hasta su transformación en una Licenciatura a partir de la creación de la Universidad Nacional de las Artes.

 

 

La jerarquización académica de la Danza en la Universidad. Sobre la autonomía de la formación disciplinar y docente en los circuitos de formación

 

Adolfo R. Medalla Araya (Universidad Nacional de Cuyo)

Vilma Emilia Rúpolo (Universidad Nacional de Cuyo)

Soledad Soria (Universidad Nacional de Cuyo)

Arturo Tascheret (Universidad Nacional de Cuyo)

Ester Trozzo (Universidad Nacional de Cuyo)

Candela García (Universidad Nacional de Cuyo)

 

La pregunta por la construcción de la autonomía en la Danza coincide con la pregunta acerca de cómo se fue cumpliendo el proyecto artístico moderno. Cada arte recorrió un camino para construir su campo con un lenguaje y lógica propios. En la construcción de su identidad, difusión, circulación y circuitos de formación la Danza tuvo un desarrollo más lento y condicionado al de otros lenguajes artísticos.

En Argentina son pocos los espacios formales de desarrollo del campo de la Danza y exigua la propuesta de estudios de grado universitario, centrados en Bs As y Tucumán.

En Mendoza, la Universidad Nacional de Cuyo en 1939 crea la Academia de Bellas Artes, el Conservatorio de Arte Escénico y el de Música que logra prontamente envergadura y trascendencia. En los 50 llegó a existir el Instituto de Arte Coreográfico a cargo de Nina Verchinina que estuvo activo solo 9 años.

En las décadas siguientes el área de Arte Escénico, además de mantener en la estructura de la Universidad su Elenco de Teatro, logró la jerarquización académica con la creación de la Carrera universitaria de Teatro y la inserción de sus egresados en la educación inicial, primaria y secundaria de la Provincia. En el campo de la Danza, desde el área de Arte Coreográfico sólo permaneció el Ballet como elenco artístico dependiente de Extensión Universitaria.

Actualmente la Facultad de Artes y Diseño (FAD) de la UNCuyo presenta una oferta de cinco grupos de Carreras: Carreras Musicales, Carreras de Artes del Espectáculo (teatro y diseño escenográfico), Carreras de Artes Visuales, de Cerámica y de Proyectos de Diseño.

Esta ponencia cuestiona la ausencia de la Danza en el contexto de la formación universitaria en la FAD y plantea un proyecto para la creación de la Carrera Profesorado de Danza dentro del grupo de Carreras de Artes del Espectáculo.

Este proyecto propone un diseño curricular innovador y acorde con los mayores estándares académicos y pedagógicos. La formación se presenta integrada en docencia, investigación y extensión, los espacios curriculares compartidos con otras carreras y facultades, articulando saberes de las artes con las ciencias sociales y las ciencias médicas. Al mismo tiempo la formación pedagógica se construye desde el primero al último año con espacios curriculares que articulan los fundamentos teóricos de los procesos de enseñanza y de aprendizaje, con la práctica docente en contextos formales, no formales hasta la investigación educativa.

 

 

Dialogando con la música para instituir la universidad en la gente

 

Silvia S. Montañez (Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de San Juan)

smontanez@unsj-cuim.edu.ar

María A. Luccato (Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de San Juan)

Vanesa Aballay (Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de San Juan)

Roberto Dacuña (Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de San Juan)

 

La ponencia expone avances del proyecto de investigación “Analizando trayectorias de la UNSJ: un estudio sobre su expansión en los Valles sanjuaninos”, que se desarrolla actualmente en la Universidad Nacional de San Juan y tiene como objetivo general “explorar el proceso de expansión de la Universidad Nacional de San Juan, en los valles sanjuaninos, caracterizando la especificidad de sus procesos formativos”.

En particular, refiere a las inquietudes que se articulan con el objetivo específico de reconocer las modalidades que imprimen las demandas locales/regionales en el proceso de consolidación de la Delegación.

La perspectiva metodológica adoptada en el proceso de investigación, coincide con el “enfoque estructural” que lleva a caracterizar todo elemento del campo por las relaciones que lo unen a los otros en un sistema del que obtiene su sentido. Las estrategias se resuelven en dos momentos: a) uno descriptivo, cuyo foco se ubica en historizar procesos y prácticas académicas y b) uno comprensivo, centrado en comprender la visión de los miembros sobre la problemática.

La expansión de la Universidad Nacional de San Juan desde su sede en la capital provincial hacia las zonas más alejadas del territorio provincial se inicia paulatinamente entre 1995/96, con las primeras tecnicaturas localizadas en la ciudad de San José de Jáchal, por iniciativa de la Facultad de Ingeniería. Progresivamente se fueron implementando varias tecnicaturas más, desde las facultades de Ciencias Exactas, Ciencias Sociales y Filosofía, Humanidades y Artes, a solicitud de miembros de los gobiernos municipales. Si bien desde 2012 se proyectaba un Programa de expansión que otorgara un sentido de unidad al proceso, es en 2014 cuando se concreta la creación de la Unidad Académica “Delegación Valles sanjuaninos de la Universidad Nacional de San Juan", que comprende a los departamentos de Jáchal, Iglesia, Valle Fértil y Calingasta.

Si bien se han instalado varias de las mismas tecnicaturas que se dictan en la Sede central, se presenta la particularidad de haber creado durante el año 2017, un profesorado inédito para la UNSJ: el Profesorado en Música Popular, en la cabecera del departamento Jáchal.

Tal carrera es producto de una larga lucha por parte de la comunidad y también, de algunos de los docentes de las carreras del Departamento de Música de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes.

En el marco de los aspectos socio culturales, Jáchal es el departamento que detenta fuertes principios tradicionalista, desde la Fiesta de la Tradición hasta la proliferación de intérpretes y compositores de música popular que desarrollan distintas actividades. La literatura y la música local, regional y latinoamericana que allí se desarrolla podrán ser recuperadas desde este nuevo profesorado e implica un aporte fundamental para favorecer la producción y distribución democrática de bienes materiales y simbólicos capaces de contribuir al resguardo de una identidad socio-cultural, con impronta regional y proyección continental. En palabras de miembros de la comunidad: “…que integre las comunidades para ir construyendo la universidad en la gente, hay que construirla en la gente. El saber abre fronteras, genera lazos de comunicación con las escuelas”

 

 

Sobre la dimensión epistémica de la enseñanza de las artes y el diseño

 

Oliva Cúneo María Julia (Facultad de Arte y Diseño, Universidad Provincial de Córdoba)

olivacuneoj@gmail.com

Perié María Alejandra (Facultad de Arte y Diseño, Universidad Provincial de Córdoba – Facultad de Artes Universidad Nacional de Córdoba)

Ipohorski Ianina (Facultad de Arte y Diseño, Universidad Provincial de Córdoba)

 

Situados en el contexto de las prácticas artísticas actuales y en el marco de la Universidad Provincial de Córdoba, espacio en formación a partir de instituciones de educación superior no universitarias, es prioritario abordar críticamente la dimensión epistémica de la enseñanza de las artes y el diseño.

En tal sentido, entendemos que toda disciplina, como campo de conocimiento sistemático, se caracteriza por estudiar determinados objetos de conocimiento y resolver problemas de la más diversa índole usando métodos y lógicas de descubrimiento, llevando a cabo las justificaciones teóricas necesarias de la construcción de su propio discurso. Por ello, la dimensión epistémica que subyace a la consolidación de toda disciplina es fundamental, y lo es más para el caso de las llamadas artes, cuya complejidad es cada vez más aguda.

El objetivo de nuestra intervención es reflexionar sobre el sujeto epistémico que se desenvuelve como docente investigador en el ámbito académico de las artes, que involucra modelos de enseñanza y producción de conocimiento que son una suerte de interfase entre teoría y experiencia, entre teoría y praxis.

 

 

 

El impacto de los estudios de posgrado en la formación artística

 

Clarisa Pedrotti (Facultad de Artes, Universidad Nacional de Córdoba)

clarisapedrotti@gmail.com

 

Actualmente la exigencia de acreditar estudios de cuarto nivel, sobre todo en maestría y doctorado, es indispensable para el inicio de cualquier actividad en espacios de educación formal. El título de posgrado ya no representa la culminación de la formación profesional sino uno de los puntos de partida de una trayectoria académica. Este hecho alcanza ciertamente a la formación superior en artes. En consonancia con lo anterior, se ha ampliado sensiblemente la oferta laboral referida a los profesionales formados en disciplinas artísticas.

Retomando algunos interrogantes planteados por Pierre Bourdieu en torno a la enseñanza de las artes (“¿el arte debe y puede enseñarse?”; Pierre Bourdieu: El sentido social del gusto. Elementos para una sociología de la cultura. Buenos Aires: Siglo XXI, 2010, p. 23), extendemos las reflexiones hacia el impacto que representa para las disciplinas artísticas su inserción en espacios de formación de cuarto nivel.

¿Qué desafíos implica la implementación, luego del grado académico, de carreras de artes cuya lógica ha sido tradicionalmente la transmisión de manera “artesanal”, en una metodología de taller, en la interacción maestro – discípulo, con baja incidencia de aspectos analíticos? En primer lugar, la ampliación de la oferta de carreras de artes en nivel de posgrado exige de un cuerpo docente formado tanto en las disciplinas artísticas como en la investigación y reflexión en arte, para el arte, desde el arte. En segundo lugar, se hace necesario profundizar en la íntima relación entre la producción artística y la reflexión en torno a ella, tanto desde lo disciplinar (técnico) propiamente dicho como desde los aspectos teóricos, históricos, críticos y estéticos. Además, es imperiosa una discusión seria en torno a qué significa investigar en artes y cómo construir y acercar las herramientas que permitan la formación de intelectuales críticos, productores de conocimiento en el campo de las artes y la cultura. Asimismo, se plantea el reto de revisar y actualizar consensos en torno a los criterios requeridos para la evaluación que supone la implementación de estudios de titulación superior.

La inserción de las disciplinas artísticas en el espacio académico del posgrado, principalmente en el ámbito de la educación universitaria pública, aspira a la profundización de estos estudios contribuyendo a legitimar académicamente las prácticas reflexivas y analíticas en relación con las artes.

 

 

 

Hacia un nuevo paradigma educativo del Diseño en América Latina

 

Luis Alberto Sarale (Facultad de Artes y Diseño, Universidad Nacional de Cuyo)

luis.sarale@gmail.com

 

Ante la necesidad de proyectar la enseñanza desde las escenas locales hacia la nacional, como primer paso y la proyección hacia la integración regional latinoamericana, como segundo paso; son las disciplinas de diseño por su carácter creativo y su capacidad de análisis simbólico las que se constituyen en una herramienta poderosa para cumplir un rol fundamental en la promoción de actividades de innovación, la comprensión y creación de nuevas interfaces, la construcción de identidad en la producción regional y la concepción y gestión de nuevos formatos de producción cultural. En su carácter mediador, casi todas las interfaces de relación Cultural están procesadas por el Diseño; de ahí la importancia de la Educación de esta disciplina, acorde con los fenómenos culturales actuales. Esta concepción que viene desarrollándose desde hace más de una década, se distancia del modelo disciplinar tradicional en el cual las prácticas proyectuales aparecen en las etapas finales del desarrollo de un proyecto y en los modelas de enseñanza Universitaria del Diseño. Estas prácticas han estado siempre, centradas en los productos, más que en los procesos y en las personas; sin tener en cuenta el rol del diseñador como agente activo de una mediación cultural entre el sujeto de destino y la problemática sobre la cual se está trabajando. Hoy las nuevas metodologías proyectuales para el Diseño se centran en lo Humano y toda la primera etapa de intervención se dedica a la posibilidad de lograr empatía con el sujeto de destino. Esto lleva a romper con el paradigma clásico del Diseño como “valor agregado” para aparecer con un nuevo modelo paradigmático que se traduce en “valor intrínseco”. Consideramos fundamental la participación del Diseño en los procesos potenciales de desarrollo que se pueden producir en todo el territorio Nacional y Regional. Las regiones ofrecen gran diversidad de materias primas de alta calidad, que se incorporan a los mercados a granel, sin agregado de valor. Es posible enriquecer el desarrollo territorial al intervenir con Diseño en todas las cadenas de valor, facilitando la apertura de nuevos mercados, donde no solo se pueden potenciar las cualidades originales de las materias primas, sino que se puede contar con una buena imagen de producto y de región. En este marco el Diseño es protagonista fundamental en los desarrollos territoriales, al encontrar y adecuar, nuevos modos de acción, produciendo investigaciones y proyectos. Es clave, fortalecer el sistema educativo cambiando las estructuras de contenidos y metodologías y consolidar un modelo de Innovación con la utilización del Diseño como herramienta de competitividad, con sostenibilidad y sustentabilidad. Tenemos la responsabilidad como Universidades Nacionales Latinoamericanas, colaborar en el desarrollo de la educación, la práctica e investigación en el campo del Diseño y su integración en los procesos de producción. Aquí es donde las instituciones educativas de Diseño pueden contribuir a los desarrollos territoriales, al adecuar los contenidos de sus currículas, los modos de vinculación institucional, produciendo nuevas investigaciones, proyectos y preparando expertos con competencias adecuadas a las demandas de estos escenarios y respondiendo a las prácticas culturales actuales.

 

 

La internacionalización universitaria de las Artes. Reflexiones hacia la CRES 2018

 

Damián Del Valle (Universidad Nacional de las Artes)

 

En los últimos 15 años, la internacionalización de la educación superior en la Argentina ha adquirido un creciente interés por los hacedores de política y las autoridades universitarias. En este marco, se ha desarrollado y desplegado una batería de programas y proyectos de apoyo, viabilizando la construcción e implementación de estrategias de internacionalización en las universidades del país. Paralelamente, se ha dado un proceso de jerarquización de la enseñanza de las artes, donde sus instituciones progresivamente fueron pasando del nivel superior al universitario, creándose la Universidad Nacional de las Artes en 2014 y nuevas facultades y carreras en artes en distintas universidades. En este contexto, la Universidad Nacional de las Artes ha enfrenado los desafíos de su internacionalización, tanto en sus aspectos más usuales como a aquellos emergentes de las singularidades de la internacionalización de la educación superior de las artes. Este trabajo pretende describir y analizar las estrategias y modalidades de internacionalización llevados adelante por la Universidad Nacional de las Artes, así como identificar aspectos que contribuyan al establecimiento de una agenda en torno a la internacionalización de la educación superior artística de cara a la Conferencia Regional de Educación Superior 2018.

 

 

 

Contar contando

 

Magister Pedro Mujica (Universidad de las Artes, Ecuador)

pedro.mujica@uartes.edu.ec

 

El proyecto: Contar contando busca convertirse en un método de vinculación comunitaria para la investigación en y para las artes desde la educomunicación, fundamentándose en la reconstrucción de mitos e historias locales relacionadas a los procesos de hibridación cultural como parte del crisol de las múltiples identidades en el Ecuador. Para ello se escogieron colegios interculturales bilingües, específicamente para esta fase piloto en el periodo de octubre 2017 a marzo 2018 se seleccionó la Unidad Educativa Atahualpa, por ser el primer colegio con estas características en Guayaquil, tomando en cuenta que muchos de los líderes indígenas pioneros de las luchas por la escuela intercultural bilingüe en la costa, todavía están activos y hacen vida en este colegio, por lo tanto, cuenta con una muy rica historia vinculadas a las luchas sociales indigenista ecuatoriana.

Se tiene como objetivo general el Sistematizar la experiencia educomunicativa desarrollada por medio de postales audiovisuales y kamishibai para la elaboración de un sistema de reconocimiento comunitario que involucre el diálogo de las identidades múltiples como métodos de contar y compartir historias locales en función de un sistema estratégico de vinculación comunitaria relacionada a las creatividades desde un lenguaje artístico interdisciplinarios, en las unidades educativas interculturales bilingües. (Kamishibai, en japonés, quiere decir “teatro de papel”. Es una forma de contar cuentos muy popular en Japón. Suele estar dirigido a niñas y niños pequeños que van a disfrutar de él en grupo. También es utilizado como recurso didáctico. Está formado por un conjunto de láminas que tiene un dibujo en una cara y texto en la otra. Su contenido, generalmente en forma narrativa, puede referirse a un cuento o a algún contenido de aprendizaje. La lectura del kamishibai se realiza colocando las láminas en orden sobre un soporte, teatrillo de tres puertas que se llama “butai”, de cara al auditorio, y deslizando las láminas una tras otra mientras se lee el texto.)

Esto posibilita la creación de un sistema educomunicativo relacionado a las historias locales, centrado en la pedagogía crítica, la educación popular, las creatividades populares, la investigación en y para el arte, bajo metodologías cualitativas y métodos como Investigación-Acción-Participativa, historias locales, como también considerar los aportes de la educación y la comunicación popular; todo esto en función de la rica identidad ecuatoriana, ya que busca construir puentes generacionales como método de rescatar la memoria viva y oral de lo vinculado a los pueblos originarios, como los Montubios, los Quechua, los afrodescendientes entre otros, en torno a una estrategia de vinculación entre los niños participantes de los talles y sus abuelos o ancestros mayores de la comunidad, para ser intermediarios de las narraciones orales que son las bases de los contenidos de las historias a ser contadas por medio de Kamishibai y las postales audiovisuales, igualmente estos métodos son formatos de naturaleza interdisciplinaria, permitiendo involucrar diferentes lenguajes del mundo ampliado del arte, vinculando las diferentes escuelas de las Universidad de las Artes como la de cine, Artes Sonoras, Artes Visuales, Artes Escénicas y Literatura, y en consonancia a su misión, visión, principios y valores, destacando: interculturalidad, equidad integral, pensamiento crítico, descolonialidad, libertad artística, compromiso social, promoción y respeto de los derechos culturales, inter y transdisciplinariedad, inter-aprendizaje en vínculo con la comunidad con un proceso abierto en las unidades educativas interculturales bilingües del Ecuador.

 

 

Estrategias para caminar hacia una educación superior intercultural para las artes

 

Bradley Hilgert (Departamento Transversal de Teorías Críticas y Prácticas Experimentales, Universidad de las Artes, Ecuador)

bradley.hilgert@uartes.edu.ec

Ana Carrillo (Departamento Transversal de Teorías Críticas y Prácticas Experimentales, Universidad de las Artes, Ecuador)

ana.carrillo@uartes.edu.ec

 

Como profesores de la Universidad de las Artes, pusimos en práctica una vivencia pedagógica junto con el pueblo afro-ecuatoriano que nos ha permitido poner en contexto las dificultades y los retos de la dimensión política de la educación superior en nuestro contexto actual. En América Latina durante la década pasada se lograron importantes conquistas para las luchas de los pueblos y nacionalidades que habitan nuestro continente. En el caso de Ecuador, la constitución de 2008 apostó por una fórmula nueva para construir un Estado distinto, a partir de un diálogo de saberes, cuyo modelo debía ser evidenciado en cada política, institución, momento. El logro, hasta ahora, es ver reflejado el respeto y la promoción de la diversidad cultural en varios documentos político-administrativos que dan cuenta de una voluntad de las autoridades y una acción de la sociedad civil, que, por lo menos parcialmente y desde lo discursivo, están dispuestas a remediar las inequidades constituidas en procesos históricos propios de nuestros países. Las necesidades planteadas desde la formulación de este Estado intercultural también tuvieron consecuencias en las maneras de plantear las leyes que rigen el ejercicio de la Educación Superior.

Desde nuestra experiencia como docentes, estamos convencidos de que el campo de la educación es uno de los lugares estratégicos para repensarnos la realización de la propuesta para una plurinacionalidad en igualdad (inter)cultural. El reto es importante y la dificultad para llevarlo a cabo da cuenta de lo complejo de hacer realidad los postulados políticos comunes que nos permitan caminar hacia una democracia radical. Los logros suelen ser opacados por la ausencia de grandes resultados orientados a conseguir una educación intercultural de calidad y por la mirada hegemónica folklorizante de las culturas minorizadas. Como si el contexto descrito anteriormente no fuese lo suficientemente desafiante, hoy en día, en casi todo el continente, estamos frente al avance de una oleada conservadora que amenaza cualquier avance hacia la constitución de un Estado que desde la plurinacionalidad funcione como garante del desenvolvimiento social igualitario. Vemos con tristeza la contradicción que implica plantear cambios necesarios en sistemas e instituciones tradicionalmente consolidados. En nuestro campo de acción, los escasos resultados institucionales/institucionalizados y las dificultades de ejecución de alternativas pedagógicas para la educación superior intercultural se merecen un análisis detenido que nos permita reevaluar las alternativas y estrategias existentes y posibles. Nuestra propia práctica como docentes que han optado por una educación alternativa y activa/ista desde Latinoamérica nos ha permitido mirar las falencias de la ejecución de los postulados idealistas y utópicos de una ‘revolución ciudadana’. Es decir, vivimos en el complicado desfase entre el deseo de revolucionar instituciones como la universidad y la permanencia de prácticas culturales hegemónicas como la educación. Nuestra ponencia se inserta en esta problemática y pone en perspectiva todas estas dificultades para, desde la tensión que producen, especular sobre las (im)posibilidades de una pedagogía radicalmente distinta para las Artes y Creatividades que desde su praxis intercultural de paso a una transformación social para imaginar un(os) estado(s) menos racista, más propositivo, incluyente e igualitario.